¿Verdadero o falso?

Nuestro alrededor está condicionado por todas las especulaciones, sandeces y falsedades que puedan existir. Y mi intención, con este post, simplemente es que reflexionemos de las verdades, o no, que priorizan nuestro día a día.

Toda la sociedad internacional se ha hecho eco de la muerte de Bin Laden (Lunes, 01 de Mayo’11) y he podido escuchar muchísimas opiniones. La mayoría de ellas, es la certeza que Osama no ha muerto. Cada persona me da sus motivos. Algunas me dicen solamente que es algo imposible, otras me dan más atribuciones. Pero hay un reducido grupo que cree que sí ha muerto, que se ha acabado con uno de los mayores terroristas del mundo. ¿Se ha acabado? Desgraciadamente, Bin Laden dejó  en su testamento la necesidad de que vengaran su muerte. Esta misión es dirigida a todos sus más fieles seguidores, aquellos que causaron tantísimos destrozos y que volverán a repetirlo, incluso en mayor grado. ¿Quién creía que matando a Bin Laden, el terrorismo islámico se acabaría? Todo lo contrario. Estados Unidos acaba de echar la chispa al tanque de aceite que estaba, más o menos, calmado. Y seguidamente veremos en las noticias, la gran masacre que se va a disputar. Y sí, nosotros estamos en estado de alarma.

Pero, ¿qué podría haber pasado? Personalmente me imagino, en este momento, a Bin Laden, fumándose un gran Habano y riéndose de la gran mentira que ha plasmado en la sociedad, riéndose del sensacionalismo del momento. Viendo cómo se va a derramar una cantidad de sangre de personas inocentes, como tú o como yo, sin que hayan hecho absolutamente nada. Pero eso es lo que mueve el terrorismo, contra más sangre mejor. Más grande y espectacular será el atentado, más éxito tendrá en los medios de comunicación y en nuestro caso, más impacto surgirá. Pero es un sentimiento dramático pasajero ya que si no hemos sufrido la muerte de ningún familiar en ese tipo de ataques, se nos queda olvidado en la mente como un hecho histórico del que hablaremos a nuestros nietos.

De todas formas, EEUU ya se ha puesto su medalla de honor y orgullo mundial, por haber sido la potencia mundial que ha conseguido derrotarlo.

Cuidado con la información que se está difundiendo en Internet, ya que en varias páginas webs, sobre la muerte de Bin Laden, se están encontrando unos virus ‘mortales’ para el ordenador. También encontramos la famosa imagen que es falsa, ya que se ha hecho un fotomontaje con la mitad de la cara de una persona fallecida y la mitad de la cara del famoso terrorista. Lo mismo pasa con el vídeo distribuido.

A raíz de éste acto, he podido rescatar algunos sucesos del pasado que han quedado allí,casi en el olvido, pero que nos podemos hacer la misma pregunta sobre su certeza.

Uno de estos acontecimientos fue la muerte de Michael Jackson. En este caso, murió un 25 de Junio del 2009, en su mansión alquilada de Holmby Hills y la causa conocida fue un paro cardíaco. Algunos comentan, que fue la mezcla de Propofon y Lorazepam (mezcla de un fuerte analgésico y benzodiacepina), que acabó con su vida, otros directamente le atribuyen la culpa a su médico tratante. De todas maneras, no interesa cómo murió, nos interesa saber si sigue vivo. Hay gente que afirma que sí de forma rotunda. ¿Cómo una persona muerta ha podido realizar otra nueva canción y que haya sido un éxito mundial? Al poco de la muerte de Michael, la familia Jackson ha movido una cantidad infinita de dinero, gracias a la película ‘This is it’, donde muestra la preparación de la gira que se iba a realizar en Julio 2009; gracias a la cantidad de libros editados sobre la vida del cantante, gracias al abismal comercio de objetos con detalles típicos de su persona y un gran etcétera que personalmente me hace cuestionar mucho ésta muerte. La familia está aprovechando la muerte de un ser querido, para explotar el Imperio que Michael había creado. Y es en éste momento, cuando nos podríamos plantear, si realmente sigue vivo. Los medios de comunicación se hacen eco de lo que ciertas personas quieren que nos creamos, que sepamos sobre sus vidas, pero… ¿hasta qué punto es verdad?

Imagen de previsualización de YouTube

Otro acto importante es la farsa que se desplomó sobre el tan conocido mundo internauta de WikiLeaks. Julian Assange, el creador de dicha web, fue detenido el 07 de Diciembre del 2010 en Londres, por un tema de acoso sexual que ya llevaba desde el 21 de Agosto 2010 y que fue iniciado en Suecia. Resulta un poco difícil de creer, que le han arrestado por ese motivo y no por el que realmente toda la sociedad conoce: la cantidad de información que ha podido extraer de las diferentes potencias mundiales y de los grandes jefes internacionales. Y sí, WikiLeaks se podría decir que ha luchado para que se conozcan esas verdades, en un nivel u otro, pero que la sociedad sepa que hay detrás de la realidad que nos hacen creer.

El mismo 16 de Diciembre fue puesto en libertad bajo fianza. Pero Julian Assange no ha dejado de filtrar información, ya que recientemente ha declarado que la tan famosa red social de Facebook es una máquina de espionaje y que alberga muchísima información de interés para los servicios de inteligencia de Estados Unidos.

Por lo tanto, queridos lectores, podemos creer o no que la detención del creador de WikiLeaks fuese por un tema de acoso sexual o realmente, fuese por la cantidad de secretos que estaba destapando.

El mundo es un constante creador de noticias. Las vemos plasmadas en los medios de comunicación, que en mayor medida las manipulan a su modo. Se crean diversas estrategias para desviar la mente de la población, como el claro ejemplo de la crisis mundial y la tan famosa Gripe A. Se desvió de una forma impresionante la mirada de la sociedad hacia una gripe que realmente, no fue tan mortal ni tan altamente contagiosa como nos informaron, pero seguramente, en ese mismo instante, cuando la crisis estaba en su punto más álgido, dejamos de pensar en ella y nos centramos, sin lugar a dudas, en esa enfermedad. ¿Qué ha sido de la Gripe A? Ya no le importa a nadie.

Debemos empezar a cuestionarnos diferentes preguntas para creer o no en la cantidad de noticias que salen, y asimismo modelar un filtro informativo, para dejar pasar aquellos acontecimientos que tienen una base consolidada y son ciertos.

[yellow_box]Pero entonces, queridos lectores, qué es lo que buscamos…

 ¿La realidad de los actos o el sensacionalismo de ellos? [/yellow_box]

¿Es verdadera la realidad o falsa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *