Conversaciones sobre el porno español con Paco Gisbert

Nos acomodamos en un bar, cerca del Mercat del Born en Barcelona. Es una calle estrecha, comercial y transitada. Gente que va y viene, con prisas y relajada. Motocicletas que se cuelan entre el vaivén de la sociedad. Nos sentamos fuera, en la terraza, y pedimos unas Coca-Cola para refrescarnos. El calor sofocante de Agosto persiste, aunque sean las 6 de la tarde. Paco Gisbert se enciende su cigarrillo, sin prisas. Su reputación como crítico de cine porno es evidente, igual que su experiencia. Se define a sí mismo como alguien sencillo: le gustan los deportes, el cine y el porno.

Conocer la opinión del llamado Pornógrafo no deja de ser curioso, morboso e interesante. Es un periodista y guionista de televisión reconocido en este país. Un auténtico crítico del porno español. Pero, ¿qué piensa sobre el cine X? ¿Y sobre el futuro?

“El principal problema que hay en este país es la falta de educación pornográfica”

¿Cómo percibe actualmente el porno español?

Está en un proceso de cambio. Hace 3 o 4 años desaparecieron las producciones para DVD y aparecieron las pequeñas producciones para Internet, que son escenas más o menos cortas. Se fragmentó el contenido de los DVD para venderlo en la red. Esto está teniendo una vida muy activa pero se vislumbra que el futuro puede ir por otro lado. Realmente no sé muy bien por dónde. Hoy en día están dando más dinero las webcams que los vídeos de venta directa. A parte, el mercado está muy complicado por el tema de ‘lo gratuito’.

¿Cómo sería el negocio de las escenas gratis?

En todos los –tubes, por ejemplo pornotube, redtube… que ofrecen escenas gratis, no hay negocio. Simplemente, coges un vídeo y lo difundes rápidamente. Al final lo que han hecho las productoras, como en EEUU, es crear ellos sus propios –tubes para luego redirigirlos a sus páginas con contenidos especiales.

El mercado se está adaptando como en la música que finalmente se dirigió hacia las actuaciones en directo o como en el cine que se ha inventado otro tipo de sistemas como el 3D.

¿Cómo ha evolucionado el porno español en la historia?

El porno español nace en el 1984 y tiene casi 30 años de vida. Las primeras producciones legales son en el 84 y transcurren 4 años aproximadamente para el porno en 35mm. En cierto modo tiene mucho éxito pero llega un momento que la fiscalidad que se deriva de la Ley de creación de las salas X acaba redundando en prejuicio del porno. Entonces, durante 4 años desaparece toda la producción hasta que en el 1992 vuelve a surgir el formato de vídeo, mucho más barato. Aparece una nueva generación que le cuesta un poco arrancar, pasan prácticamente 3 años en los que se produce poco y a partir del 95-96 empieza a crecer la industria a base de películas. Coincide con el cambio de formato de VHS a DVD y hasta el año 2007-2008 se lleva esta línea. Siempre digo que en el 2001 y el 2007 se produce la Edad de Oro del porno español; momento en el que más producciones se hacen y donde se gana en el 2006 un AVN a la mejor película extranjera con Narcís Bosch.
La llegada a Internet acaba matándolo así como la reducción cada vez más de costes lo que provoca que las historias sean menos interesantes y el espectador no quiera verlas. Ahí se produce el cambio a las escenas que es dónde estamos.

¿Cuál es el futuro del porno español?

Es difícil. El sexo interesa evidentemente, pero no es tan claro que interese ver a dos personas teniendo sexo y pagar por ello. Se ha instalado una cultura de ‘lo gratuito’ en este país que es muy complicada. De hecho, hay muchas páginas americanas que no quieren invertir en el mercado español, que no ven que haya una respuesta o una posibilidad de lograr beneficios. ¿A dónde evolucionaremos? No lo sé. Mi opinión personal, que sirve poco, es que el porno llegará un momento que acabará acercándose al formato cine de nuevo y se establecerá una relación entre ambos. Aunque tal como está el panorama me parece muy extraño que ocurra.

¿Cómo está modificando las nuevas tecnologías el mundo X?

Completamente. Actualmente el negocio está en las webcams, que es un producto básicamente de nueva tecnología y además las principales productoras de porno de este país son empresas que nacieron como compañías informáticas.
Hoy en día no sólo necesitas filmar bien, sino poder venderlo y la puerta empresarial está en Internet. Nadie hace una película para distribuirla en DVD ni en otro formato por una sencilla razón: porque nadie compra esto.

¿Crees que se satisface a todos los usuarios o siempre se destina la misma línea a un determinado sector?

Hay un vacío importante en el porno que nunca se ha solucionado: la mujer. No hay un target de contenidos dirigido a ellas. Los intentos que se han hecho han sido siempre muy pobres, no han tenido éxito. Quizás la única ha sido Erika Lust pero más fuera de España.
El porno destinado a la mujer es una línea que existe pero nadie sabe cómo explotar. Ninguno ha sido capaz de encontrar la fórmula.
El resto, en general, te pueden gustar más unas cosas u otras, pero el hombre y el público homosexual está bien surtido.

Según su criterio, ¿cuál es la clave para hacer negocio en el mundo del porno?

Si la supiera… sería millonario (risas). Creo que la clave es ofrecer calidad. Hoy en día las páginas que más venden son las que ofrecen mayor calidad de imagen y de contenidos; además de tener un buen posicionamiento en la red.
Se ha adoptado un modelo muy americano enfocándose sólo en la mujer y el actor no tiene mucha importancia. Así es como se hace, ¿qué sea lo mejor? No lo sé. Se gana dinero con esto. Igual que en la TV: ¿Qué programa se ve más? ¿Sálvame? A mí no se me ocurriría hacer televisión de calidad con ese programa pero la gente lo demanda. O quizás es lo que ofrecen y la gente sencillamente, lo ve.

¿Cómo reflejan los medios de comunicación el porno?

El porno siempre ha sido una cosa rara, una atracción de feria que ha producido dinero. Es extraño que alguien se dedique al porno: una chica normal, que ha crecido haciendo natación sincronizada y luego resulta que se ha dedicado al cine para adultos. Este tipo de historias vende. No es el retrato sórdido que tiene la sociedad de aquella mujer que no tiene dinero y se prostituye.
El porno ha tenido su época dorada en los canales de TV precisamente por eso, porque ha vendido. Hoy en día ha decrecido el interés, supongo que porque se ha normalizado el tema en la sociedad.

¿Cómo deberían reflejarlo?

Siempre he pensado que el porno debería reflejarse igual que el resto de disciplinas artísticas, por lo menos cuando lo era.
Cuando trabajaba en Todos Ahhh 100 me empeñé en que el porno fuera considerado como una manera de realizar cine normal y corriente, visto de forma digna y con un tratamiento más culto, que no fuese simplemente curioso o morboso.
¿Cuál debería ser el punto de vista para el porno? El que menos se utiliza: verlo como algo normal de la vida diaria y artística.

¿Por qué decidió centrar su carrera en el sexo?

Por casualidad, como en casi todo. Siempre me apetecía escribir y hace 20 años, en el 1992, tuve la oportunidad de hacer crítica de cine X en una cartelera de Valencia llamada La Cartelera de Turia. Fue el primer medio que hizo este tipo de críticas.
A mí me gusta escribir de cine, de deportes y de porno. Aunque lo que más dinero me ha dado ha sido escribir de porno, curiosamente. En algún momento dudé, porque trabajaba en la sección de Cultura de El País, y no sabía si hacer otras cosas. Al final siempre me salían ofertas relacionadas con el porno donde conseguí una especie de reputación (tampoco era muy complicado, soy el tuerto en el país de los ciegos). Me fui especializando, aprendí la historia, hice contactos… y al final acabas siendo un experto.
En el 2000 me encargaron que hiciera una colección en VHS para Interviú donde recopilábamos las mejores películas X de la historia. Sacaban lo mejor del musical, del western, de la comedia… pero nadie del porno. Contribuyó en cierta medida a que la gente conociese un poco el cine para adultos. Se vendieron entre 30.000 y 50.000 ejemplares de cada uno de los vídeos de la colección. Parece mucho aunque en realidad es muy poco si tenemos en cuenta que es un público que consume porno considerablemente.
Al final, me doy cuenta que el principal problema que hay en este país es la falta de educación pornográfica. La gente tiene el morbo de verlo, pero no de conocerlo.

Como experto en porno… ¿Cuál es su película X preferida?

Es El Diablo en la Srta. Jones  de Gerard Damiano. Me parece una película formidable de los años 70, un clásico de la historia del porno.

¿Y su actriz y actor X preferido?

Esto es complicado. La actriz es Marilyn Chambers, un clásico. Protagonista de Tras la puerta verde, fue una mujer excepcional. Era una actriz de tercera fila que se pasó al porno y se dedicó durante toda su vida a ello, hasta hace 3 años que falleció. Nunca renegó de lo que había hecho, todo lo contrario.
En cuestión de actores me quedo con Nacho Vidal, por todo lo que ha significado en España y en el sector.

¿Nos podría recomendar 3 películas porno imprescindibles?

Una es El Diablo en la Srta. Jones, después Toda una vida de Mario Salieri y Tras la puerta verde de Jim Mitchell.

¿Cuáles son sus planes de futuro? ¿Tiene algún proyecto en marcha?

Tengo cosas pensadas aunque hasta que no se perfilan y te pagan, nada. En estos momentos es muy difícil. Este año he hecho algo de dirección y no creo que mi futuro vaya por ahí; tal y como está el porno en la actualidad. Es muy curioso porque durante años quise escribir guiones para cine porno pero no encontré el momento ni la productora adecuada. Hice uno, que fue una película para cine convencional, The game por Narcís Bosch. Ahora vuelven a surgir ideas, pero no creo que fructifiquen.

¿Cómo prevé el Salón Erótico de Barcelona (11 al 14 de Octubre 2012)?

Creo que será exitoso. El esfuerzo que se está haciendo desde la organización para aglutinar de nuevo toda la gente del sector y procurar que haya contactos, es importante. Uno de los problemas del porno español es que cada uno va por su lado y a pesar de ser pocos, la mitad están peleados.
Las ideas que están surgiendo, a partir del éxito del año pasado con las webcams, tendrán una cierta repercusión. Es más significativo que el resultado cree negocio que el propio festival haga negocio.

¡¡Nos vemos en el Salón Erótico de Barcelona!!

En contacto con Paco Gisbert:

Twitter: @PaquitoGisbert

Web: www.pacogisbert.com

-

Disfrutad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *