Guía de la “mala” mujer

Esta semana he estado pensando en la temática que trataríamos en el siguiente post, hasta que de repente di con un artículo que me puso los pelos de punta. Creo que es necesario dedicarle una entrada por muchos motivos, entre ellos, la indignación de casi todas las mujeres. El 15 de abril se publicó en el Blog de Eros de El País un artículo escrito por Venus O’Hara titulado “Guía de la buena esposa” En este, se expone la preocupación de muchísimas mujeres que, una vez casadas, se encuentran que su marido está teniendo una o varias aventuras.

Para evitar esta situación, existe una escuela en Reino Unido donde se les enseña a ser una buena esposa, para que el hombre no tenga que acostarse con otras mujeres. Sí, increíble pero desgraciadamente cierto. Sarah J. Symonds es la directora y maestra de la escuela. Ella nunca ha estado casada, pero ha sido amante de muchos hombres, aburridos del matrimonio. A partir de ahí, expone una serie de puntos y consejos dignos de la época franquista y de la Sección Femenina. Con un cierre del tema un poco brusco se abre la pregunta de: ¿Qué opináis? Y ahí entro yo.

En pleno siglo XXI, me parece una vergüenza que se publiquen ciertas cosas o al menos de cierto modo. Para empezar se interpreta muy mal la postura de Venus O’Hara que en algunos momentos parece que apoya la escuela y las directrices. Es por ese motivo que le han caído tantas críticas en 3 días. Estamos hablando de un blog que pertenece a un medio muy, muy importante en nuestro país. Y para mí, personalmente, han pegado un patinazo importante. Repito, no se trata del tema del reportaje (hubiese estado genial como motivo de denuncia), es la forma que se ha tratado.

Soy de las que piensan que si en casa hay comida, no hace falta salir a buscarla. Pero para ambos miembros que forman aquello que llamamos “pareja”.  Ni somos mujeres esclavizadas, ni criadas, ni prostitutas a domicilio las 24hs. Defendemos la generosidad, sí, pero también la igualdad. Y nos ha costado mucho, muchísimo trabajo llegar hasta aquí y que se nos considere como seres humanos que somos. Por ese motivo, voy a escribir la Guía de la “mala” esposa, la contra del artículo tan moderno y adaptado que se escribió en el Blog de Eros.

1. Ser la misma, siempre. No lo hagas ni por tu marido, tu pareja o tu hámster. Hazlo por ti misma, por la estabilidad y la paz que eso supone. Y evoluciona dentro de tu personalidad; debemos madurar sin dejar atrás nuestra esencia.

2. Sigue siendo guapa. Sigue gustándote a ti misma, por encima de lo que digan los demás. La confianza y el amor que mueven la autoestima es fundamental en nuestra vida diaria. Y para ser una mujer alucinante, debemos tener una seguridad y una actitud del mismo calibre.

3. Escuchaos y estad atentos. Escucha siempre a todo el mundo. Aprenderás muchísimo de lo que se debe y no se debe hacer. Hay gente de todo tipo así que no juzgues y sólo quédate con aquello que te gusta o que no te gusta, para intentar crecer como persona. Y sobre todo, escuchaos mutuamente en una relación. Siempre. La comunicación es fundamental para poder lidiar entre ambas partes. Estad atentos el uno del otro, porque a todos nos encanta que nos tengan presente.

4. Cuida la comunicación, es un arte. Por supuesto, hay que hablar y calentar el plato antes de comértelo. Enviad WhatsApps subidos de tono, fotos, vídeos o lo que queráis. La magia permanecerá siempre y el deseo no lo perderéis.

pareja feliz

5. Ten intimidad con tu pareja ¿todos los días?  No. Ten sexo siempre que os apetezca a ambos. Si queréis todos los días, perfecto. Si simplemente lo hacéis una vez a la semana, genial. Pero no tengas sexo por él, ten orgasmos por ti. Y si no te apetece, díselo claramente. Somos personas, no muñecas hinchables listas y abiertas siempre. El sexo por compasión es el peor que existe. Disfruta de la situación, de lo que conlleva y de vuestro momento íntimo. No por él, por ti.

6. Pon más amistad en tu romance. Lo mantengo igual. Siempre hay que ser amigos ante todo, alguien en quien tu pareja pueda confiar. Así conseguiréis una relación transparente, la mejor que existe. Contad vuestros secretos, dad consejos  y sobre todo reíd mucho siempre que podáis.

7. Acaricia. Y ya está. Ni su ego, ni otras partes de su cuerpo. Ten sexo y hazle una buena felación. Simplemente por verle disfrutar. A ellos también les encanta que les acaricien, en general. Igual que a nosotras.

8. Sé SEXY. Amén. Todas las mujeres somos sexys. Solo hay que saber cuál es nuestro fuerte. Todo hombre se desvive por una mujer con seguridad, carácter e iniciativa. Sentirse sexy es de las mejores sensaciones que existen en el mundo, puesto que lleva intrínseca muchas cosas: autoestima, bienestar, felicidad, motivación… Y una laaaaarga lista más. Pero recuerda, sobre todo, siéntete sexy por TI. Y punto.

9. Crea ambiente. Claro, deja tus hobbies para prepararle todos los días la comida y tener la casa como los chorros del oro. Obsesiónate con limpiar y crear un entorno donde él esté a gusto… Ya… Dejemos la ironía. Disfruta. Si quieres preparar una cena de película, hazlo. Si quieres poner unas velitas y música, hazlo. Pero la casa es cosa de dos personas. Y ambos tienen que ayudar y aportar. Sino, hay que cambiar la palabra: en vez de “pareja” serías su “criada, chacha”

10. Organiza bien tu tiempo. ¡Hoy en día no tenemos ni tiempo para follar! (y perdón por la expresión, pero… ¿qué podría haber dicho? ¿reproducirse? ¿fornicar? ¿ñaca-ñaca?) Hay que organizarse bien, para poder disfrutar de todo lo que nos rodea, de nuestro tiempo y de las personas. Y sobre todo, para quererse y dedicarse unos minutitos de relax y descanso.

11. Cocina. ¡Jajajaja! En fin, de este punto no sé qué decir. Ayer hice una Panna Cotta de muerte, pero también horneé otra substancia blanquecina… ¿Es eso malo? ¿No se pueden combinar? (qué explícita soy…)

12. Mantén tu propia identidad. ¡Exacto! Si quieres llevar el pelo fucsia, póntelo. Si quieres ir desnuda, hazlo. Tener una personalidad definida es la envidia y la admiración de muchas personas. Estés con quien estés, sé tú misma. Y a quien no le guste, que vaya abriendo la puerta.

¡12 PUNTOS! Y todos dicen lo mismo al fin y al cabo. Quiérete, respétate, sé tú misma… Y ten sexo siempre que te dé la gana.

Vamos a dejarnos de artículos un tanto estúpidos como esos y a empezar a pensar con el bulto que tenemos encima de los hombros. Porque las mujeres son mucho más machistas que los hombres, y que queréis que os diga… Han pasado muchos años y hemos tenido mucho trabajo. Vamos a continuar luchando por tener el mismo trato y la misma condición. Y no demos 12 pasos atrás con sandeces como esta.

¿Qué os parecen el artículo? ¿Estáis de acuerdo?

Si os ha cabreado el artículo de El País, no os preocupéis. Os dejo un vídeo para animaros el día. 

-
Disfrutad, siempre y ante todo, por vosotras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *