“Los cien golpes” de Melissa P.

-Ha llegado un paquete para ti – me dijo mi madre, nada más entrar por la puerta.
Fui corriendo a abrirlo ¡por fin estaba aquí! Procedente de EEUU, ese envoltorio de cartón estaba encima de mi cama, esperándome. Lo abrí rápidamente y me encontré con un maravilloso libro titulado: Los cien golpes.
-Cómo me conoce… -pensé.
Al día siguiente empecé a leer y me enganché como una loca. Un libro altamente adictivo, que lo acabé en 2 días. Tiene 208 páginas, llenas de contenido erótico y muy personal.

El libro

Melissa P. escribió este libro cuando tan solo tenía 16 años. Narra el diario íntimo de esta colegiala que descubre la sexualidad de un modo muy distinto. Esta adolescente empezó su aventura con un espejo, mirando durante horas su sexo, descubriéndose a sí misma. Idealizada con el amor y con el erotismo, Melissa fue introduciéndose en la sexualidad de forma dramática continuando durante largos días. Sus experiencias son contadas de forma personal y muy íntima, hablando sobre sus intensos sentimientos.
Además de tener un contenido erótico muy bueno, este libro mezcla el odio y rabia que desencadena los diferentes episodios que experimenta en su vida con excitantes escenas.
Sin duda, es un libro muy bien escrito que no deja indiferente a nadie y que te invita a reflexionar sobre el amor y el sexo con esta pequeña adolescente de 16 años recién cumplidos.
Con ciertos matices BDSM y con mucha rabia y decepción, Melissa P. narra su historia y deja al descubierto sus secretos más íntimos, que ni cien golpes de cepillo podrán llevarse.

Un pequeño fragmento del libro:

“Me senté en una de esas enormes piedras y su lengua acarició mi sexo como la mano de una madre acaricia la mejilla de un recién nacido: despacio, con dulzura; el placer era inexorable y continuo, denso y frágil al mismo tiempo. Me derretía.
Se levantó y me besó y paladeé mis propios humores en su boca: eran dulces. Ya le había rozado el miembro varias veces y lo había sentido tieso y apretado bajo los vaqueros. Se desabotonó y me ofreció su pene. No, nunca había estado con un hombre circunciso, no sabía que el glande ya estuviera fuera. Se presenta como una punta lisa y suave, a la cual me era imposible no responder de rodillas.
Me levanté y, acercándome a su oído, le susurré:
-Fóllame.
Mi lengua serpentina lo había vuelto loco y, mientras me incorporaba, me preguntó dónde había aprendido a mamar de ese modo…
Me dijo que le diera la espalda, con las nalgas bien a la vista. Primero se detuvo a observarlas y este gesto suyo me pareció extravagante, pero su mirada clavada en mis redondeces me excitó muchísimo. Esperé el primero golpe con las manos apoyadas en la piedra fría y lisa. se acercó y apuntó a la diana. Le pedí que me describiera, que le diera un calificativo a la manera en que me estaba ofreciendo a él: una putita que no tiene fin. Lancé un gemido de asentimiento que él acompañó con un golpe bien asestado, seco. Luego me solté de aquel puzzle agradable y mirándolo, deseosa de volver a sentirlo dentro, le dije que si esperábamos unos minutos antes de apoderarnos el uno del otro, se intensificaría nuestro placer.”
La película

Después de leerme este magnífico libro vi la película titulada “Melissa P.” (2006), dirigida por Luca Guadagnino y con la famosa actriz María Valverde casi debutando. Me defraudó muchísimo. No es capaz de captar la esencia y el contenido que desprende el libro, ni retrata las escenas eróticas del mismo. Algunos actores son pésimos, así como la fotografía. A pesar de ello, tienen planos muy buenos y escenas con un enfoque arriesgado y distinto.
Personalmente, no la recomiendo. Os dejo el tráiler:
Imagen de previsualización de YouTube

Lo siento, no he encontrado el tráiler en español. Está en italiano y subtitulado en inglés, pero creo que se entiende bien.

Retomando de nuevo la literatura y el cine erótico, intentaré ir actualizando con más contenido al respecto. Podréis adquirir el libro en Internet al igual que la película. Espero que os guste y disfrutéis con el mundo que ofrece la literatura.

P.D.: Gracias a Alberto, por regalarme este maravilloso y excitante libro.

-

Disfrutad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *