“Sin arcada no hay mamada”

Vale, lo sé, vaya título le he puesto a la entrada… Pero no he encontrado ninguno mejor para hablar sobre esta temática de forma lasciva y descarada que es como se debe hacer. Me he encontrado con muchas mujeres que no saben o no les gusta hacer una mamada o felación, por varios motivos: sabor, tacto, semen, estética… Y para hacer sexo oral nunca, jamás debes tener reparos. Con esta entrada os enseñaré a dejar a vuestra pareja más que exprimido. (Imprescindible haber leído la entrada de “El pene. Empezamos“)

Introducción

No pongas cara de “Mierda, ¿qué hago con esto?” ¡JAMÁS! Una diosa del sexo se cree que es la mejor mujer que existe en la cama, una auténtica femme fatale. No puedes ir totalmente directa al grano ya que como a todos, nos gusta más empezar por los preliminares.

Una vez que la tienda de campaña ya está levantada, procede a jugar con ella. Cógela con decisión (pero tampoco mucha) y mójate los labios. Pásalos suavemente por el glande (como si te pintases los labios con ella). Acaríciala, poco a poco y suave. No vayas deprisa nada más empezar porque la temperatura debe ir subiendo. Puedes lamerle los testículos, pero eso sí, SIN APRETAR, porque podrías hacerle mucho daño.

Continúa con una lenta masturbación (arriba, abajo, arriba…). Al principio, solo hazlo con una mano y en este caso es muy importante el movimiento. Deja la muñeca floja y no aprietes. La clave para hacer una buena paja está en la muñeca (en cuanto la dejes muerta verás la diferencia abismal que hay)

Puedes empezar la mamada una vez que notes que el pene está erecto y ha empezado a lubricar un poco.

Nudo

Una vez que el miembro está erecto se empieza a comer. Eso sí, suave y poco a poco. Puedes dejarle con cara de “OMG” si te introduces todo, absolutamente todo el pene en la boca. Aquí es donde tiene importancia el título del post ya que SIN ARCADA NO HAY MAMADA y es increíble lo que le excita a un hombre ver a una mujer en esa situación.

A partir de aquí, se trata de chupar pero eso sí, sin ser una aspiradora. Está bien que haya momentos donde se haga el vacío en tu boca pero no durante todo el período de felación. Sobre todo es importantísimo mantener la hidratación adecuada de la zona. Y para una mamada hace falta un exceso de hidratación así que escupe como una cerda y punto. Para el sexo, en general, es vital tener actitud y creerse una auténtica guarra (que no tiene nada de malo, todo lo contrario, en cuento te pongas en el papel… te excitarás mucho más).

Ahora sí puedes hacer una paja con las dos manos mientras le lames el glande o los testículos. El ritmo hay que ir variándolo de rápido a lento y viceversa, ya que así la excitación va fluctuando y subiendo cada vez más y más.

Otra de las cosas imprescindibles es la mirada. Sí, lo sé, a nosotras no nos mola que mientras un tío te coma el “pepe” te clave esa mirada que te atraviesa hasta la nuca. Pero a ellos les excita y mucho. Así que mírale mientras te la estás tragando hasta el fondo de la campanilla, porque aunque pienses que tienes la peor cara del mundo (la misma que cuando nos comemos el culo del kebab, intentando que no se caiga nada y decidimos meterlo entero en la boca aún sabiendo su gran tamaño), para ellos es una de las mejores.

sexo_oral

Puedes combinar ambas cosas: la mamada y la paja. Para ellos es la combinación fatal. Mientras también puedes acariciarle los huevos (piensa que tenemos dos manos y eso da para mucho) o cogerle del culo bien fuerte. Araña, aprieta, acaricia… Hazlo todo y sin pudor. Prueba a chuparla sin manos, cosa que les encanta.

La lengua es un recurso que pocas utilizan y que a muchos les pierde. Los hombres tienen muchas terminaciones nerviosas en el glande (ya dijimos que es como un maxiclítoris). Con la lengua podemos lamérselo o también jugar con el frenillo.

Si el chico se deja, puedes introducir un dedito en el ano. Eso sí, con preservativo y un poco de lubricante. Los hombres tienen el Punto P en la próstata y para eso hay que pasar por detrás. No significa que sean gays, ni bisexuales, ni nada por el estilo. Lamentablemente muchos “machitos” se pierden este placer inhumano porque son muy varoniles (ya, claro). Está testado: en cuanto le introduces el dedito se vuelven locos. No tiene mucha pérdida: entras y al fondo.

prostata

Desenlace

Este es el punto donde el hombre está jadeando como un loco y el amigo de abajo está bien gordo y duro. Está a punto de correrse. Hay hombres que prefieren que vayas despacio y se corren en plan tantra, y otros que les va el sexo duro y te piden que revientes su apreciado tesoro. En este momento hay que dejarse guiar o preguntarle: ¿Rápido o lento?

Una vez que seguimos sus consejos llegamos al punto clave: el semen. ¿Qué haces con él? ¿Tragar o escupir? Siempre el mismo dilema. Personalmente siempre soy partidaria de tragar. Es un regalo increíble, de los mejores que se le puede hacer a un hombre. Resulta un poco cortarollos que se tenga que masturbar él y correrse en un papel. Si te da asco y no quieres tragar, puedes ponerte en plan porno y que se corra en tu cara o en tus tetas o en tu culo. Eso es mucho mejor que un simple y pobre trocito de papel de WC.

Cuando se corra déjale. No le toques más (a no ser que sea multiorgásmico que entonces te pedirá que sigas). En este momento los hombres se ponen muy, muy cariñosos y tiernos. Abrázale o acaríciale. Pregunta si le ha gustado y preocúpate sobre su estado onírico.

Y… ¡ya está! Acabas de hacer una mamada de estrella porno, de esas inolvidables que recordará toda su vida. Al fin y al cabo no es tan difícil, es simple actitud: ser cerda, guarra y muy zorra. Escupir y tragar hasta el fondo, ya que sin arcada no hay mamada.

Esta noche… ¡¡a ponerlo en práctica!!

Un claro ejemplo...

Un claro ejemplo…

-

Disfrutad.

  4 comments for ““Sin arcada no hay mamada”

  1. Montserrat
    12 abril, 2013 at 12:23

    Wawwww!! genial!! me e reido mucho con lo de escupe comouna cerda y punto!!! eres la bomba!!!

  2. Lindos Dildos
    16 abril, 2013 at 14:49

    muy bueno!! Por fin un buen decálogo de como hacer una mamada sin pretender ser políticamente correcto!

  3. aniiiiii
    13 agosto, 2013 at 4:19

    podeis poner un ejemplo de hacer paja con las dos manos mietras la chupas? me lo han dicho pero no veo muy bien como hacerlo

    • 31 agosto, 2013 at 13:48

      Hola reina, siento el retraso de la respuesta, hemos estado de vacaciones.
      Es muy fácil: coges el pene con las dos manos, una la pones tocando el abdomen casi, en la base; y la otra la pones alrededor del cuerpo del pene. El glande tiene que quedar libre ya que es lo que chuparás. Mueves las manos arriba y abajo mientras vas lamiendo el glande.
      Si todavía tienes dudas me lo comentas y grabaré un videoblog explicativo ¿vale? (obviamente será con algún vibrador o un plátano jajaja)
      Un abrazo y gracias por seguir el blog! Espero haberte ayudado :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *